FANDOM


Tribu maligna y espíritu de niebla
Pertenece a: Trapezium
Género Acción y misterio
Estado Terminado
Ambientada en Equestria en general
Cronología
Atacando desde adentro Tribu maligna y espíritu de niebla Perdición interdimencional
"Tribu maligna y espíritu de niebla" es el décimo primer capítulo de Digression.

Un individuo que pocos ponis llegaron a conocer hace unos años a regresado de su encierro. Fog Spirit, quien ahora a alojado su aún inestable cuerpo en el de Stone Miner, va con rumbo hacia Manehattan sin razones aparentes, sin embargo no está solo. Otro grande y antiquísimo enemigo de Equestria sigue fielmente sus ordenes, pero, ¿Por qué? ¿Y para qué?

Relato

El sol ya comenzaba a bajar en el cielo. Se veía en Ponyville algo completamente diferente. Sus habitantes ahora eran otros ponis, los cuales de por sí ya tenían un aspecto más temible de lo normal.

Se veían unos cascos oscuros pisar la hierba del alrededor. Ante esto varios de los sujetos que estaban cerca de ahí reaccionaron de forma no muy agradable al principio, pues lo desconocieron, pero de repente sus rostros cambiaron drásticamente y se ordenaron rápidamente en filas solo para dar una muestra de respeto hacia el dueño de aquellos cascos.

  • Un soldado: (Inclinándose) Mi señor, sentimos mucho haber desconocido su esencia.
  • El poni: ¿Mi señor eh? Sólo llámame... Fog Spirit.
  • El soldado: Como usted diga, Fog Spirit.
  • Fog Spirit: Y por cierto, este cuerpo sólo lo estoy usando mientras mi cuerpo original recupera su estabilidad después de haber salido de aquella dimensión. (Mira a todos los soldados) Pero ahora, ¡Tenemos dimensiones que unir y basura que reciclar!

Repentinamente, Fog Spirit sintió nuevamente aquel extraño escalofrío, que posteriormente fue seguido de un gigante dolor corporal general.

Comenzó a retorcerse más y más mientras todos el resto le observaba extrañado. De repente, Fog escuchó la voz de otro poni, pero esta se escuchó dentro de su mente. "Ayuda" gritó aquella voz con desesperación extrema mientras Fog trataba de mantener el dominio.

Hubo un momento en el cual el unicornio encendió su aura y, una vez hizo eso, logró tomar control de la situación nuevamente, y prosiguió a hablar como lo hacía siempre.

  • Fog Spirit: Bueno, como les decía. Si queremos hacer todo bien, debemos asegurarnos de que nadie vendrá desde otras partes de Equestria a molestarnos.
  • Un capitán: (Da unos pasos hacia adelante) Disculpe señor. Quería dar algunos datos que podrían parecerle relevantes a la situación.
  • Fog Spirit: ¿En serio? Pues di lo que tienes que decir.
  • El capitán: Existen rumores de que en el imperio de cristal ya sabe de nosotros, pero son sólo rumores.
  • Fog Spirit: (Intrigado) ¿Rumores uh? (Se ríe) No importa, ustedes son una tribu muy numerosa, y ya serían un imperio si ya tuviéramos a Equestria bajo completo control.

[Se muestran a tres ponis llegando a DiamondTown mientras el capitán sigue hablando]

  • El capitán: Pero, ya que los grisaceos se dispersaron hacia varias partes de Equestria hace siglos, probablemente muchos de esos ponis han permanecido en escondites como el nuestro por generaciones. Si tan solo lográramos reunirnos con todos los faltantes... seríamos imparables, y de una vez por todas dejaría de ser tan difícil conseguir comida y agua.
  • Fog Spirit: ¿De veras? Pues entonces deberíamos buscar de ellos, ¿No crees? Así nadie sería rival para nosotros, ni siquiera las excepciones de las excepciones.

[Se siguen mostrando a los tres ponis, pero ahora están en el pueblo, donde se les muestra a una poni amarilla y a una potrilla verde, a la vez que se ríen de las dos]

  • Fog Spirit: También me gustaría saber, ¿Dónde está Tempest Mallet?
  • El capitán: (Suspira algo nervioso) Está desaparecido.
  • Fog Spirit: ¿Cómo que desaparecido? ¿Por qué?
  • El capitán: (Nervioso) No tengo idea, yo soy un guerrero que vino de las guaridas bajo Manehattan, y una vez que nos llegaron los rumores de la llegada del verdadero dios gris, salimos de nuestro refugio, y nos encontramos con que la ciudad estaba ya destruida a medias, para luego volver a encontrarnos con nuestros legendarios compañeros del centro de Equestria.
  • Fog Spirit: (Un poco fastidiado) Y entonces, ¿Cómo fue que escuchaste de Tempest?
  • El capitán: Por nuestros compañeros del centro, los que están aquí ahora, mezclados con algunos de nosotros, los de la costa.

[Se muestran a los corrompidos llevando violentamente a los verdaderos habitantes del pueblo a la cárcel de este mientras Fog Spirit habla]

  • Fog Spirit: (Con tono burlesco) Ustedes los grisaceos guardan mucha información entre ustedes, y también me sorprende un poco el que me consideren un dios, ¿Cuál es tu nombre, unicornio?
  • El capitán: Soy Further Charged señor, uno de los tantos capitanes aquí.
  • Fog Spirit: Sí, ya me doy cuenta. Pareces ser alguien confiable (Trata de teletransportarse, pero se ve limitado a hacerlo) Maldita sea, creo que aún no puedo usar mucho ese hechizo, (mira a Further) al menos no hasta que recupere mi estabilidad.

Mientras tanto en Nuevo DiamondTown...

Los pueblerinos se encontraban todos espantados. Lo único que podían hacer era ceder ante la monstruosidad de aquellos demonios con aspecto de ponis, quienes ya se habían tomado el pequeño pueblo completamente.

Entrance, quien dirigía principalmente a los corrompidos, también había vuelto a ser parte de ellos, y ya que su magia era bastante superior a la del resto de aquellos ponis, estos tendían a seguirla a ella.

  • Entrance Mirror: (Encolerizada) ¡Déjenlos a todos en la maldita prisión! ¡Allá! ¡Justo en frente de ustedes!

Todos seguían las ordenes de Entrance frenéticamente, mientras que dicha poni las daba de igual forma. Todo aquel del que tenían una sensación distinta, era encerrado por ellos sin dudar un poco en la entrada del edificio, y de ahí, se quedaban manteniéndolos encerrados de manera anormal.

En eso, llegaron tres ponis hasta donde se encontraba Entrance, quien dirigió hacia ellos una mirada espantosa, pues estaba corrompida por la magia de Fog Spirit. Los tres ponis, al prestar atención a Entrance, se vieron un poco desagradados por la notable locura que reflejaba su rostro.

  •  ???: (Hacia Entrance) Oye, tranquila chiquilla, hace un rato estábamos ayudando a esos locos de allá.
  •  ???: (Al oído del primero) Oye, creo que Fog Spirit tiene varias fieras por aquí.
  •  ???: (Fastidiado hacia los dos) Oigan, ¡Cállense! (Camina hacia Entrance).
  •  ???: (Gruñe un poco) Está bien señor Catalyst Trigger.

En el momento que Catalyst se acercaba a Entrance, antes de que llegase a ella, pudo ver a través del ventanal de una casa que adentro se encontraba un poni que aparentaba ser uno de ellos, siendo su aparición algo inexplicable desde el instante en el cual Catalyst lo divisó.

  • Catalyst Trigger: Con que aún andaba uno por ahí (se dirige a la casa y abre la puerta principal).
  • El desconocido: (Sobresaltado) Hey, cuidado, ¿Quién eres tú?
  • Catalyst Trigger: Me parece que somos algo similares, ¿No lo crees así?
  • Desconocido: (Examina a Catalyst) Podría ser.
  • Catalyst Trigger: Si es que tú venías junto a los otros que sacamos de esa pequeña cárcel, ¿Cómo es que llegaron aquí?
  • Desconocido: (Se toma la cabeza agotado) Lo único que recuerdo son las ordenes del líder primero.
  • Catalyst Trigger: (Intrigado) ¿De quién?
  • Desconocido: "Huyan, lo más ŕapido posible" gritaba mientras huíamos de las bestias. (Burlón) El tipo estaba agonizando.
  • Catalyst Trigger: Espera, ¿No Hablarás de las bestias del...?

Los gritos de los ponis "cuerdos" junto a los de los "no cuerdos" comenzaron a tornarse tan ruidosos como para interferir en aquella conversación que parecía ser de importancia a gran escala.

Se trataba de un sujeto de los que habían asaltado el pueblo, quien había quedado adentro de la cárcel junto al resto de los ponis, quienes trataban de evitarlo a toda costa mientras el otro los perseguía como un demente obligándolos a dejarlo salir, viéndose ellos incapaces de hacer aquello, pues habían sido encerrados.

El resto de los que habían llegado antes al pueblo, quienes parecían ser por lo menos unos treinta, se mantenían en frente de la cárcel, no a muchos metros de esta, aún tratando de digerir la situación en la que estaba su entorno.

  • Poni 1: (Confundido) Creo que hay uno de los nuestros ahí adentro aún.
  • Poni 2: (Molesto) Pues debería quedarse ahí, al parecer ese fue el torpe al que se le ocurrió dejar a uno poni encerrada en su propia casa.

[Llega Catalyst con el otro poni]

  • Catalyst Trigger: ¡A un lado! ¡A ese debemos sacarlo de ahí! ¡No se pueden trabajar las cosas con tanto desorden! (Se coloca cerca de la estructura) ¡Oye loco! ¡Ponte junto a la puerta principal! (Abre muy rápido la puerta, pero aún así logran salir cinco ponis de los prisioneros) ¡Maldita sea!

Aquellos ponis trataron de escapar desesperadamente, pero antes de comenzar a correr hasta no dar más, los que antes habían tomado el control del pueblo les bloquearon el paso, para luego sostenerlos fuertemente, limitándolos a seguir moviéndose.

  • Catalyst Trigger: (Hacia el grupo) Jamás espero ayuda de los desconocidos, pero ahora si la brindaron.
  • Poni 1: (Con notable desagrado) Es que simplemente odiamos a estos ponis.

[Se vuelve a mostrar a Fog Spirit mientras en DiamondTown comienzan a golpear y a jugar violentamente con los ponis que trataron de escaparse]

  • Further Charged: ¿Podría hacerle una última pregunta, señor?
  • Fog Spirit: (Burlón) Depende de la pregunta, y que sea rápido.
  • Further Charged: ¿Cómo se le hizo posible crear un plan de tal calidad?
  • Fog Spirit: (Lo mira fijamente) Sólo te diré que tuve contacto con una fuerza mayor... y que aquellas gemas por las que llegué a esta dimensión vienen de esa fuerza mayor (se va caminando rápido). Te quedarás aquí con una parte de los guerreros vigilando el territorio, porque yo iré con otra parte de los ponis al destino principal, Manehattan.
  • Further Charged: (Con tono firme) Entendido.
  • Fog Spirit: Usaremos el tren. Solo hasta que saque las gemas de este cuerpo y de mí, podré volver a usar mi magia a su máximo potencial (emboza una sonrisa siniestra).

[En DiamondTown]

Aquellos cinco ponis que, dominados por la desesperación, trataron de salir del pueblo, estaban ahora prácticamente siendo torturados por los sujetos que habían asaltado el pequeño pueblo. Los ponis dentro de la cárcel no podían hacer más que escuchar como golpeaban a dichos ponis sin piedad alguna.

  • Catalyst Trigger: Ya es suficiente, si van a torturarlos mejor mátenlos de una vez. (Hacia Entrance) Tú, diles a tus otros compañeros que busquen por todas las casas cosas que sean útiles, y que luego las ordenen.

[Entrance se acerca a Catalyst mirándolo de forma amenazante]

  • Catalyst Trigger: (Un poco intimidado) Oye tranquila, estamos del mismo lado de la situación... ambos estamos del lado de Fog Spirit.
  • Entrance Mirror: (Dudando de Catalyst) Está bien.

Ambos ponis se alejan entre sí, y mientras tanto los otros cinco ponis rogaban para que no terminaran con sus vidas, Catalyst se fue a otro lugar junto a los demás líderes. Se mantuvieron inspeccionando el área por unos instantes, hasta que se toparon con una casa que estaba medio destruida.

[En otro lugar mientras los líderes inspeccionaban dicha casa]

Se podían observar en un lugar similar a unas catacumbas, dentro de una pequeña jaula, unos cuerpos que parecían estar vivos y a la vez, que parecían ser cuerpos de ponis. Estos, además de encontrarse en una jaula, estaban rodeados de cadenas que resplandecían en medio de la oscuridad total del lugar.

  •  ???: (Con clara preocupación) No sé cuánto tiempo llevamos inconscientes, y tampoco sé cómo vamos a salir de aquí, estas cadenas suprimen nuestra magia, y no tenemos suficiente fuerza como para liberarnos con nuestros cuerpos.
  •  ???: (Con tono más sereno) Todo esto me hace pensar en alguien muy peligroso.
  •  ???: ¿Quién de todos los enemigos que hemos tenido podría estar detrás de esto ahora?
  •  ???: Me temo que es un individuo que sólo yo llegué a conocer.

Se trataba de las cuatro alicornios conocidas en Equestria, es decir, la princesa Celestia, Luna, Cadence y Twilight. Todas estaban muy confundidas y preocupadas por la situación por la cual estaba pasando Equestria.

  • Celestia: ¿Acaso no han escuchado alguna vez el nombre "Fog Spirit"?
  • Twilight: Creo que yo lo he visto en algunos libros de historia Equestre.
  • Luna: Era un unicornio común y corriente que se corrompió por la magia oscura según lo que me ha contado mi hermana.
  • Celestia: La magia oscura parecía fortalecerlo muy rápido.

Ninguna de las alicornios esperó que llegara un gran número de ponis al lugar, para luego lanzar violentamente, a una esquina, a tres ponis con sus cascos amarrados con gruesas cuerdas, y posteriormente encerrarlos en otra jaula que se encontraba ahí.

Una vez que aquellos ponis ya se habían retirado, las ponis se quedaron mirando hacia la otra jaula, mientras se preguntaban en su mente como saldrían de ese sitio.

  • Twilight: (Asustada) Yo me pregunto, si no somos capaces de salir de aquí, ¿Habrá alguien más que sea capaz de lidiar con ese tal Fog Spirit?
  • Luna: (Mirando atentamente a la otra jaula) Tal vez aquellos ponis en esos sacos pueden ayudarnos... (mira las cadenas) no con las cadenas, pero si de cualquier otra forma.
  • Twilight: (Desesperanzada) No lo sé, no están amarrados con cadenas, pero sí con cuerdas.

[De vuelta a DiamondTown]

La mayoría de los ponis corrompidos se encontraban manteniendo a los no corrompidos en la entrada de la cárcel. Catalyst junto a los otros dos líderes habían derrumbado aquella casa medio destruida a propósito.

  • Líder tercero: ¿Qué se supone que estamos haciendo aquí?
  • Catalyst Trigger: (Caminando entre los escombros) Estamos inspeccionando el área.
  • Líder Cuarto: Pero, ¿Inspeccionando qué?
  • Catalyst Trigger: (Fastidiado) Estamos inspeccionando el área por si hay más cuerpos por aquí. (Se detiene junto a los escombros) Bueno, creo que aquí no hay nada.

[Repentinamente del suelo sale un casco de color naranjo rojizo, y agarra fuertemente a Catalyst]

  • Catalyst Trigger: (Sobresaltado) ¡¿Qué demonios?! ¡¿Por qué?!
  • Líder tercero: (Se tira sobre dicho casco) ¡Soltémoslo!

El grito de muerte del último de los ponis que habían tratado de escabullirse fue seguido de una explosión cerca del lugar, y acto seguido, los tres ponis que inspeccionaban una vivienda a medio destruir innecesariamente, salieron volando en distintas direcciones, siendo Catalyst el que acabó en el centro del pueblo, cerca de la pequeña prisión, no muy lejos de la multitud de sujetos corrompidos.

  • Catalyst Trigger: (Alarmado) ¡Por qué siguen ahí pedazos de porquería! ¡Esos ponis ya no tienen escapatoria!

Se escuchó una nueva explosión, pero esta, a diferencia de la primera, fue un poco más alejada del pueblo. La atención de todos fue llamada por esto. Comenzaban a acercarse hacia el lugar de la explosión, cuando, de la nube de humo que se encontraba al fondo del camino principal del pueblo, divisaron la figura de una unicornio, quien se iba acercando a ellos lenta y tenebrosamente, con los dientes apretados y una expresión de cólera y cansancio en el cutis.

  •  ???: (Agotada) No me interesa que es lo que hagan, haré trizas a estos trastornados, los mataré si es necesario.
  • Catalyst Trigger: (Alterado) ¡Qué están esperando! ¡Mátenla! (A Entrance) ¡Tú también loca! ¡Sea lo que sea mátenlo!
  •  ???: (Furiosa) ¡Los mataré si es necesario!

Aquel fuerte grito proveniente del sujeto desconocido fue el detonante del descontrol total en los corrompidos, quienes se lanzaron hacia la amenaza corriendo, dominados por la insania, sin vacilar en ningún momento.

Mientras corrían, tomaban cualquier cosa que pudiera servirles como arma, y al momento de lanzarse contra el sujeto, lo golpearon múltiples veces, no obstante, cuando ya daban al individuo por resignado, este pegó un fuerte grito, el cual fue seguido de una violenta explosión de fuerza de parte del emisor del grito, golpeando brutalmente a quienes seguían tratando de herirlo, y posteriormente empujarlos lejos y lanzarles un rayo de magia que terminaba por tostar sus cuerpos.

De la nada apareció Entrance detrás de la desconocida con unas espadas que eran sostenidas con su magia. Sin embargo, cuando Entrance ya daba por muerta a la poni, esta se volteó muy rápido, dándole un fuerte golpe en la mandíbula, para después tomar uno de sus cascos y rompérselo con uno de sus codos, y posteriormente hacer lo mismo que hizo con los otros ponis, lanzarla al aire y dispararle un rayo de magia que la dejo con múltiples quemaduras, agonizando en el suelo.

Los líderes grisaceos no se habían quedado parados mirando lo que ocurría, sino que se encontraban a unos cuantos metros atrás de aquella unicornio que tenía en su rostro una expresión que delataba claramente su estado de sobreexigencia. Se habían teletransportado rápidamente para lanzarle un rayo en conjunto, y así fue como lo hicieron. Sin embargo, la desconocida, aun estando en estado de sobreexigencia, fue capaz de reaccionar a tiempo y moverse algunos metros de donde se encontraba, esquivando a duras penas el rayo que le habían lanzado, este terminado por impactar en la cárcel del pueblo, provocando así que gran parte de los sujetos que se encontraban ahí salieran disparados hacia el exterior, y que otros murieran inevitablemente.

Los líderes comenzaban a buscar rastros de la unicornio, cuando repentinamente esta apareció desde una esquina no muy lejana y lanzó un potente rayo de magia, el cual fue esquivado por los grisaceos sin mayor problema, pues aquel rayo no había sido bien direccionado por la unicornio.

Cuando tuvieron unos segundo para observar mejor a su oponente, se dieron cuenta de que era alguien que jamás esperaron que estuviera en DiamondTown.

  • Líder cuarto: (Confundido) Oye, esa tipa no es la...
  • Catalyst Trigger: (Entre la confusión y la rabia) ¡¿Qué?! ¡¿Cómo demonios habría llegado esa tipa hasta acá?!

Mientras la tragedia seguía desarrollándose, algunos de los ponis que habían sobrevivido al rayo de magia en la cárcel comenzaron a ir en dirección a la ciudad más cercana, Las Pegasus. Subían los montes desesperadamente mientras otros ayudaban a sus cercanos a salir de los escombros.

  • Catalyst Trigger: (Enfadado) ¡¿Saben qué?! ¡Al demonio! ¡Voy a matar a esa unicornio! (Comienza a volar lo más rápido posible) ¡Estoy harto de los obstáculos!
  • Líder tercero: (Comienza a seguirlo) ¡Catalyst qué haces!

Catalyst llegó hasta la unicornio, y le proporcionó un fuerte golpe dirigido hacia arriba en la mandíbula, el cual le hizo dar a la poni unos cuantos pasos hacia atrás, pero entonces, ocurrió lo completamente inesperado. Cuando Catalyst ya le iba a dar otro golpe a la poni, esta se reincorporó casi instantaneamente, y tomó firmemente sus cascos delanteros, para después darle rápidamente un violento golpe de cabeza en la frente sin soltar sus cascos, los cuales torció monstruosamente al ver que los otros líderes iban por su ayuda, quienes quedaron perplejos al ver lo que aquella unicornio había hecho.

Posterior a eso, la unicornio tomó al adolorido Catalyst, lo golpeo fuertemente en el estomago, y acto seguido, tomó sus alas y las rompió sin piedad alguna, dejando a Catalyst ya a punto de desmayarse por el dolor.

  •  ???: (Riéndose) ¿Este es su líder? (Toma a Catalyst con su magia)
  • Catalyst Trigger: (Muy debilitado) No, chicos, no... se acerquen.
  •  ???: (Furiosa) ¡Sí, exacto! (Entre dientes) ¡No se acerquen si no quieren que los mate! (Lanza a Catalyst hacia los otros dos líderes)
  • Catalyst Trigger: Huyan maldición, adviertan a Fog Spirit.

Inesperadamente, la unicornio lanzó un enorme rayo de magia hacia los líderes, quienes miraron hacia adelante cuando ya no tenían escapatoria, siendo alcanzados y rostizados por la magia de aquella unicornio.

Algunos de los ponis que habían sido encarcelados seguían ahí, y sus rostros se tornaron pálidos al darse cuenta de que la extraña unicornio ahora miraba hacia donde estaban ellos. Tenía ojos de color naranjo, uno de ellos con la pupila de un tono más amarillento.

La unicornio se quedo un rato observando a los otros ponis, y luego de eso, sonrió al darse cuenta de que los ponis que ella creía que habían muerto estaban vivos.

Density, quien se encontraba junto a su madre ayudándola a sacar unos de sus cascos de los escombros, no podía procesar aún lo que estaba viendo. No podía creer que la responsable de todo lo que había ocurrido fuera la unicornio que en ese momento estaba mirando. Era Burning.

  • Burning Fury: (Sonriendo levemente) No se preocupen, a ustedes no les... haré... nada.

Burning trató de dar unos cuantos pasos, y al hacer esto, comenzó a perder el equilibrio a la vez que sus ojos volvían a la normalidad, para terminar cayendo al suelo estrepitosamente, inconsciente.

Day Glow y Mystery, quienes también estaban ahí, acudieron de inmediato en su ayuda.

[En Ponyville]

Se encontraban los grisaceos organizando todas las cosas que encontraban en las viviendas de Ponyville. Dicha tarea se vio interrumpida por la llegada de una banda de ponis, los cuales eran alrededor de treinta en cantidad. Fueron detenidos por algunos de los guerreros que se encontraban patrullando las afueras del pueblo.

  • Uno de los guerreros: (Amenazante) ¡Qué diablos les pasa a ustedes! (Apuntándole con una lanza) ¡Quiénes son y qué hacen aquí!
  • Uno de los desconocidos: (Desesperado y asustado) Oye tranquilo, ¿Sí? Estoy seguro de que nosotros formamos parte del mismo grupo que ustedes.
  • Guerrero: ¡Di a qué te refieres con eso!
  • Otro desconocido: Tal vez te interesará que una unicornio monstruo mató a sus líderes, según lo que ellos mismos nos dijeron, eran los líderes de este lugar de Equestria.
  • Guerrero 2: (Intrigado) ¡¿Cómo dices?! ¡¿Te refieres a Catalyst, Believe y Punishment?!
  • Desconocido: (Inquieto) Sí, esos eran sus nombres creo.
  • Guerrero: Debemos enviar unos cuantos soldados a investigar ese pueblo y hablarle a Fog Spirit acerca de esto.