FANDOM


Artículo corregido por el Proyecto:Ortographe.

Aquí la segunda parte :3 si hay algún error avisenme o corrijanlo por mi y si quieren denme algún consejo para mejorar las próximas partes de este fanfic.

Capítulo 1

(Chrisalis se colocó en medio del gran salón de su guarida, en donde estaban reunidos casi todos sus sirvientes y soldados, y empezó a explicar su estrategia junto con sus demás planes).

-Hola a todos mis leales sirvientes aquí yo, la reina Chrisalis, ya he planeado un nuevo y novedoso plan que estoy muy segura de que funcionará ¡Esta vez será todo un éxito!

Después de decir esas palabras todos los changelings presentes aplaudieron ruidosamente a su reina. Entonces ella llamó a dos de sus mejores guerreros que poseía para esta misión, sus nombres eran: Escarabugs y Changelang.

-Bueno chicos, les diré las instrucciones elementales para su misión, ¿Entendido?

-¡Entendido su majestad! (dijeron los dos al unisono).

-Ok. Primero tendrán que dirigirse al Tártaro y buscar a un tal unicornio hechicero, no sé su nombre pero por lo que tengo entendido es el único unicornio que hay en ese lugar. El resto solo son monstruos y criaturas deformes, así que sera muy fácil hallarlo. Ah, casi se me olvidaba, los acompañaran una brigada de soldados para facilitar las cosas. Que tengan suerte.

Luego, Escarabugs y Changelang volaron fuera de la guarida de Chrisalis, junto con la brigada hacia el Tártaro donde se suponía que debía estar tal mago unicornio.

(Una hora más tarde)

-¡Ahh! Estoy agotado de volar...(dijo Escarabugs con mucho sudor en la frente)

-Ya casi llegamos camarada, no te preocupes (dijo Changelang al ver a su amigo muy débil y cansado)

Los dos aterrizaron en la entrada del Tártaro junto con los demás.

-Mmmh parece que la puerta esta sellada. Solo un ser poderoso puede abrirla,como las princesas. Debemos encontrar un atajo.

Después de merodear por el lugar, dos de los integrantes del grupo encontraron un gran agujero en el suelo.

-¡Por aquí compañeros!

-Algunos deberían quedarse aquí para vigilar. (dijo un changeling de la brigada).

-Tienes razón (dijo Changelang).

-Nosotros nos queramos, ustedes vayan.

-Ok ¡Vamos!

(Luego Changelang y Escarabugs junto con algunos miembros de la brigada entraron al agujero)

-Esta muy oscuro y caliente aquí abajo. [Riendo]

-Si, es verdad. [Riendo aún más]

-¡Concéntrense tarados! (gritó Changelang muy frustrado).

-Lo s-siento s-señor...

-Ok, ok solo...concéntrense en nuestra misión...

-...está bien...

-Que suerte que no nos topamos con ese perro horrible.

-Por suerte nos infiltramos en un área más o menos segura, parece que no hay guardias ni nada.

Algunos minutos más tarde, todo el grupo changeling llegó a uno de los rincones del Tártaro, muy cerca de las cárceles en donde estaban los monstruos y demás criaturas encerradas.

-Bueno, nuestra reina dijo que hay que buscar un tal hechicero unicornio,así que concéntrense y estén alertas.

(Algunos minutos después...)

-Jejejeh.

(Una risa burlesca proveniente de una de las celdas se hizo audible en el pasillo).

-¿Ehh?

-¿Changelings eh? Ustedes y su estúpida reina no son nada contra Celestia y Luna, solo serán carne de cañón, en caso de que estén planeando algo para derrocarlas. Ja, patéticos.

-Hey, ¡Tú! ¿Qué quieres decir con eso?

-Silencio, cálmate Escarabugs. Tú, ¿Tú quién eres?

Los changelings voltearon su cabeza a la izquierda y vieron unos barrotes de colores cálidos. Detrás de ellos había una criatura gigante con cuerpo de serpiente, cabeza de pony y cuernos de cabra de colores verdosos-azulados, encadenada a la pared.

-¡Je! Descortés de mi parte...yo soy Helya, una gorgona, las princesas me desterraron aquí por atacar esa humilde aldea...solo digo que casi ningún monstruo puede o pudo vencerlas y más ahora con esas seis ponys...solo trato de concientizarlos, No tienen oportunidad, pido perdón si fui dura pero es patético hacer algo que en el 99% de las probabilidades fracases, solo digo...yo...simplemente me rendí hace tiempo.

-Tenemos un plan ingenioso, esta vez ganaremos y los liberaremos a ustedes y podrán saciar su sed de venganza junto a nosotros...pero solo si colaboras en "algo".

-Emmh,¿En qué cosa?

-Dinos en donde está encerrado un tal unicornio hechicero extraño.

-Mmmh... si no mal no recuerdo, está a dos pisos abajo de mi celda. Pero cuidado, normalmente hay tres o cuatro guardias con lanzas vigilando toda esta zona. A quince metros por la izquierda de mi celda hay unas escaleras, utilícenlas.

(Los changelings se la quedan mirando raro).

-...jeje, se preguntan, ¿Cómo sé todo esto? Pues simple,"visión remota"...¡Bah! olvídenlo.

-Qué raro...(dijo Escarabugs para sus adentros).

-Muchas gracias por la información...nos vemos.

-Solo lo hago desinteresadamente,saludos...je. (Esos bobos piensan que ganarán, jaja, lo dudo mucho la verdad, aunque quien sabe, soy muy pesimista a veces...).

-Que tipa más rara esa Helya...(dijo Changelang en voz baja mientras caminaban hacia las escaleras).

-Si,es muy cierto. (dijo riendo uno de los changeling del grupo).

-Bueno, sigamos.

(Los changelings se dirigieron hacia las escaleras y bajaron por ellas, luego se ocultaron tras unas piedras que estaban al final de estas, al escuchar algunos guardias acercarse rapidamente).

-Ahora ¿Qué hacemos? (dijo Escarabugs preocupado).

-Cuando pasen por aquí nos abalanzamos, les quitamos las lanzas y los noqueamos.

-Buena idea.

*Susurros y pasos de los guardias*

-¡Aquí vienen! ¡YyaaAAHHH!

-¡Yyyaaahhh! (gritando al unisono).

(Ellos se abalanzaron sobre los guardias,noqueándolos de un golpe y arrebatándoles las lanzas).

-Ok, ¡Por allí!

-¡Entendido!

(Se acercaron lentamente por el pasillo, habían muchos monstruos extraños en cada celda, uno más feo que el anterior, hasta que se toparon con él...con el unicornio hechicero).

-Así que, ¿Tú eres ese unicornio hechicero, ehh? (dijo Changelang con una sonrisa victoriosa).

-Sí...lo soy.

Detrás de unos barrotes anchos y hechos de granito había un unicornio macho de color marrón oscuro, con una crin gastada de tonos grises, al cual le faltaba un ojo y poseía una sucia capa polvorienta cubriendo su lomo.

-Ehh, ¿Qué hace un grupo de changelings en una prisión de villanos y monstruos? Este lugar es literalmente un infierno tanto para ustedes como para nosotros, los caídos...

-Pues,nuestra querida reina nos ordenó encontrarte y pedirte los libros mágicos para poder realizar nuestra próxima invasión a Canterlot y que sea un éxito.

-...No quiero decepcionarlos pero yo tuve que esconderlos en un lugar seguro justo antes de mi derrota, no pude usarlos completamente en ese momento ya que a pesar de ser un hechicero, no entendía mucho esos libros, si los hubiera utilizado correctamente y con todo su potencial esa Celestia ya hubiera muerto.

-Pero...¿Al menos te acuerdas en donde los escondiste? (dijo Changelang preocupado).

-Sí, aquí tengo un pequeño mapa con las coordenadas exactas. Está en el pantano, en una cueva con una enorme piedra rojiza en la entrada, la reconocerán.

(El unicornio hizo aparecer de la nada, en el suelo, un pergamino de tamaño mediano que contenía el pequeño mapa con las coordenadas de los libros.

-Ahí lo tienen muchachos, espero que triunfen y que venzan a esas dos...ya saben.

-Cuando las derrotemos, te liberaremos.

-Como quieran ustedes, ya ni me interesa vivir...

-...bueno compañeros salgamos de aquí y vayamos nos al pantano, ¿Entendido?

-¡Entendido jefe!

-Bueno, vamos.

(Changelang tomó rápidamente el pergamino del suelo. Luego todo el grupo de changelings volaron hacia las escaleras y por último hacia la hendidura por donde entraron con mucha rapidez...ya casi tenían lo que buscaban).

(CONTINUARÁ...)